ÍDOLO DE BARRO

Vivo idolatrandote…

vida flor colorida efímera y pasajera…

ídolo de barro.

Sueños que retozan sobre un mar de acantilados sin bordes ni final.

Poema

Ni vanidosa, ni vanidad,

cultiva las rosas sin espinas, para mí la belleza de tu alma,

sigo el sendero de la poesia,

de la vida, no me fío.